EL CAPITAL RELACIONAL.

Se ha venido explicando en el documento que las personas conocen y aprenden y que las organizaciones también conocen y aprenden. Es lógico pensar que una compañía en su día a día establece relaciones con un variado grupo de agentes (personas ante de dentro como de fuera de la organización, otras entidades privadas y/o públicas….) De esas relaciones se derivan un conjunto de conocimientos que se integran en la organización y en las personas que forman parte de ella. Ese conjunto de conocimientos, recursos de naturaleza intangible que denominamos Capital relacional.

En función de los agentes con los que la organización establezca las relaciones diferenciamos dos tipos de capitales:

  • Capital de negocio
  • Capital social